25.1.10

Aire Caliente

La ciudad respira su calor y yo de vuelta en este lugar.
Los días en el campo me dejaron con ganas de mas y mejor, pero la rutina te trae de nuevo al hueco de la alcantarilla.
Llega un mensaje con una invitación. Llegan noticias que traspasan la frontera y cruzan la Coordillera de los Andes para acercarme a mis amigos de la vida. De las anécdotas. De los buenos momentos.
La televisión es ahora solo un molesto ruido de fondo.
Hoy las sábanas se destendieron y se enredaron en mis piernas, pegadas por el calor. Las tareas domésticas ocuparon mi tiempo y mi espacio. El polvo quedó atrapado en todos los muebles y tuve que liberarlo. El fondo azul de la pileta estaba mas cerca mío de lo acostumbrado y pedía a gritos exagerados que lo alejaran, por suerte la serpiente que recorre mi jardín se ocupó de eso. Las camisas de un padre trabajador se secaban al sol y mientras las destendía miré el cielo.
Hoy solo quise andar en un globo aerostático y sentir el aire caliente que infla mis ilusiones.
Hoy no pude, pero mantengo mis esperanzas de que un día con un aire no tan sofocante, alguien me lleve hasta las nubes.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.