23.8.10

La eterna espera

Acá les dejo una seguidilla de fotos que le saqué a una señora en mi eterna espera en el aeropuerto de Montevideo el mes pasado. Me gustó mucho su postura y la forma que tenía su pelo. No se si llegaba, si se iba o si estaba en un vuelo en conexión. No pude hablar con ella pero me tomé el atrevimiento de sacarle fotos sin pedir permiso. Su postura reflejaba todo lo que la mía no. Yo ya llevaba 4 horas sentada. Ya había comprado, comido, caminado y vuelto a sentarme. 
Ella sólo esperaba. Esperaba que el tiempo pasara sin la menor preocupación. 






No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.