14.6.08

Hoy quise e hice.

Hoy pinté el día de melancolía con tintes en color naranja sobre un sillón ocre.
Hoy quise fotografiar la luna a las 3 de la tarde pero no la encontré y me dio fiaca llamarla para que salga.
Hoy quise gritar muy fuerte que la vida es complicada, que hay días largos y perezosos que atormentan la tarde, pero la voz no me salió. Hace mucho que estaba callada.
Hoy la soledad llamó a mi puerta pero le di le espalda, di dos vueltas de llave y puse la traba. Trató de entrar por mi ventana, pero cerré el postigón y bajé la cortina.
Hoy quise estar al día e hice lo que debía, hablé con una nena, jugué con arena y construí un castillo con ella. Hoy volví a la infancia porque tenía ganas, porque quería, porque lo necesitaba. O tal vez no hay un porque, solamente lo hice.
Hoy fue un día común, pero fue mi día y de nadie más. No lo quise compartir, no lo quise disfrutar, solo lo dejé pasar y a mi manera lo supe valorar.
Al fin de cuentas creo que la soledad es fruto de la mente, la vagancia de uno mismo y la tristeza, fruto del corazón.

2 comentarios:

Emiliano Piotto dijo...

Hola colega de solitarismo agraviado por la falta de cariño y sinceridad ¿Sos felíz? yo creo que si. O por lo menos se te ve bien, pero ya sabés lo que dicen: las apariencias engañan.
Volviendo un poco más atrás, precisamente a mi blog, dijiste que no sabías si era tarde. Yo te digo que nunca es tarde para recibir ese tipo de demostraciones. Así que te agradezco por decirme esto, porque siempre hace falta.
Y sí, los creativos decimos ser raros, pero no tanto.
Bueno pasé y le hice caso al titular de tu blog: Sólo un lugar donde escribir...

SoF! dijo...

gracias emi!!!
sos un divino!!
y si, soy feliz! muy feliz!!
nos estamos viendo, o mejor dicho leyendo proximamente! beso

Se ha producido un error en este gadget.